Ahí les va un ejemplo, mis queridos lectores, de lo que podría ser un buen anuncio exterior

En el Viaducto de la CDMX, yendo del Periférico al Aeropuerto, a la altura de la Colonia Nápoles existe un buen camellón en donde, a la brava y de manera por entero ilegal, la Organización Editorial Mexicana, (OEM), la cadena de los soles del infausto Mario Vázquez Raña, puso hace ya más de 15 años una dizque pantalla con una resolución tan raquítica que nunca se le vendió ni un anuncio.

No fue hasta que llegó la nueva administración de OEM cuando a alguien se le ocurrió poner una pantalla de LED´S cuando las cosas, ahí, evolucionaron de malas a regulares. El punto es magnífico porque cualquier día a cualquier hora pasan cientos de autos por minuto. Y cuando el tráfico es pesado el conductor  tarda entre 3 y 4 minutos para cruzar al ruedo.

Si la pantalla no tiene ni la centésima parte del auge publicitario que se merece ello se debe a la torpeza de OEM quien, a su mala fama, agrega ahora la terquedad de querer exhibir ahí videos tal cuales, con movimientos, efectos y demás que, aparte de estar prohibidos, solo generan el rechazo del espectador que ya sabe que eso solo distrae.

Pero hagamos un paréntesis para narrar otra historia a modo de complemento a la anterior.

A tres cuadras más adelante del punto mencionado, pero del otro lado de la calzada, se encuentra la UTECA en un edificio gris y sombrío, que fácil debe de tener más de ochenta años. La UTECA es una universidad, propiedad durante más de medio siglo de una sola familia, que encontró en las carreras técnicas, como ingenierías y otros, un filón que ordeñó durante décadas hasta que su fundador, viejo y cansado, decidió vender lo que ya para entonces era un negocito en lugar del negociazo que fue en su época de oro. Eso sucedió hará cosa de unos tres o cuatro años. Y hete aquí que el comprador resulto ser MVS,  el consorcio de la familia Vargas, cada día mas y mejor diversificado.

La sangre nueva trajo a la UTECA una sabia estrategia para anunciarse, aparte de en sus propios medios, en aquellos que ya hemos empezado a llamar, los que sabemos “medios de proximidad»… ¡medios justo como la pantalla de OEM con la que empezamos este artículo! Y ahí se ve reflejado, ahora, el buen juicio y el mejor manejo comercial de MVS.

Porque, en el susodicho mueble aparece ahora cada equis tiempo un mensaje de fondo, fijo, anunciando a la UTECA y sobre de él, justo a la mitad y a manera de cintillo, cada 10 segundos se lee el nombre de una de las carreras que imparte la ”Universidad MVS”, (que así le dieron ellos, como segundo apelativo). Genial: me consta que la gente si lee esos mensajes porque, como buen ocioso, me he parado ahí un buen rato solo para checar que onda… ¡ya hasta me hice amigo del policía!

Tenemos ahí dos ejemplos, uno bueno y otro malo, de lo que es saber usar al medio exterior: UTECA es el bueno y OEM el malo. Porque, a pesar de tener otros soportes en la calle, todos en el semi-olvido, la empresa no aprende de sus buenas experiencias.

Moraleja: se vienen buenos tiempos para el exterior.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Ahí les va un ejemplo, mis queridos lectores, de lo que podría ser un buen anuncio exterior”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *