AMFI está a punto de que se la lleve patas de cabra

De unos años para acá las casas productoras ahora asociadas a la Asociación Mexicana de Filmadoras, (AMFI), andan con la idea equivocada de que los publicistas tenemos que ayudarles a salir de las broncas en las que ellos mismos se metieron y que están a punto de llevar a la quiebra su estilo de negocio.

Me explico: en el momento mismo en que hubo una productora dispuesta a trabajar sin anticipo, la antigua y muy rentable práctica de hacer comerciales comenzó a resquebrajarse. Porque, después, todos se fueron con la finta y empezaron a cobrar de la misma manera.

Y después los clientes se comenzaron a colgar en sus pagos mientras las productoras, con tal de agarrar el trabajo, solo dijeron “yo te espero, no te preocupes” con el resultado de que, ahora, hay clientes como Bimbo, que paga a 180 días… y a veces incumple.

O, también, existen casas productoras con créditos bancarios que exceden de los 70 millones de pesos y se quejan de que los intereses los están ahogando. Para colmo, el anunciante se inclina cada vez más y más por las producciones baratas, para utilizarlas en las redes sociales y se pueden hacer en la propia agencia de publicidad, de un día para otro.

Lejos de lanzarse a la conquista de ese nuevo y floreciente mercado, las productoras de AMFI, acaudilladas por Enrique Nava de The Maestros, pretenden aferrarse al mercado de las grandes producciones escudándose en el pretexto de “nosotros solo hacemos producciones de a millón para arriba” cuando, conforme a estadísticas confiables, ya sólo menos del 3% de los anuncios audiovisuales tienen ese costo.

Obvio y lógico: a AMFI y a sus asociados se los están llevando patas de cabra. Ellos y solo ellos son quienes están matando su negocio. Y entonces se la sacan argumentando que los publicistas tienen que apoyarlos en una causa perdida por cuestiones de mercado.

Qué pena, pero ya la regaron.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “AMFI está a punto de que se la lleve patas de cabra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *