Con las excepciones del caso, el verdadero talento es el que trabaja para sí mismo. Abraham Espinosa

Hace algunos días tuve la fortuna de que me invitaran a uno de esos eventos que solo se ven –y se disfrutan- muy de vez en cuando: la conferencia “17 tendencias para el 2017”, que dictó el amigo Abraham Espinosa, planner profesional, en la Academia Mexicana de la Creatividad que dirige Alejandro Norniella.

Son 17 tendencias con las que vamos a publicar, en breve, un interesante artículo en El Publicista, revista impresa. En vía de mientras queremos hablar, en esta nota, de una de esas nuevas oleadas de la sociedad, que mucho está repercutiendo ahora en el ejercicio, mundial y nacional, de la publicidad: la proliferación de profesionales, sobre todo creativos de primer nivel, que están optando por crear sus propias agencias.

Para ello se parte de la base que la experiencia tiene un gran valor: ahora es posible si se conoce el oficio bien, independizarse a cualquier edad.

Nuevamente con las excepciones del caso, (muy notables, por cierto), la mayoría de las transnacionales están privilegiando las finanzas sobre la calidad del trabajo resultante. Ello ha provocado que los salarios, hoy, ya no sean tan buenos como eran antes. Y que se corran los menos riesgos posibles, que por lo general es algo ya muy visto… que no es lo que los creativos quisieran.

Entonces, los responsables de las ideas en esas agencias se encuentran ante la incómoda situación de que lo que hacen ya no les gusta. Aparte de que les da muy poco a ganar. Todo ello conlleva a que, de unos años para acá, sean cada vez más y más los talentos que ponen sus propias agencias en las que las buenas ideas son el pan de cada día.

Dese luego no en la cantidad que todos quisieran porque los anunciantes, que al final son los paganos, son bastante cautelosos. Y no estamos inventando nada nuevo: sólo reproducimos lo que a diario se ve en este gremio.

La segunda pregunta, para concluir con esta nota, plantea un volado: ¿es dicha tendencia buena o mala? Esperemos que pase un tiempo antes de poder responder: porque las circunstancias continuarán su marcha.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Con las excepciones del caso, el verdadero talento es el que trabaja para sí mismo. Abraham Espinosa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *