Concluyó Adweek Latam entre azul y buenas noches.

Los pasados días 19, 20 y 21 de febrero se llevó a cabo, en el Museo del Papalote, la segunda edición, en nuestro país, de Adweek Latam, evento que, para decir verdad, como que no termina de gustarme. Y no me gusta porque no me queda claro cual es su verdadero objetivo: en lo que toca a conferencias siempre es pan con lo mismo. Si se trata de los asistentes, van puros desconocidos y casi ninguna persona de agencias. Y obvio: está claro que NO es negocio para sus co-patrocinadores. Al menos no hasta ahora. Todos sabemos que el desplome de los ratings de la TV abierta desplegó a una gran cantidad de audiencia que la mera verdad no sabemos a donde se fue: todo mundo especula y tiene su propia versión sin que hasta el momento hayan podido ponerse de acuerdo.

Lo que si es que todos, me incluyo a mi mismo, andamos en busca de ese público perdido. Y como era de esperarse Adweek Latam hace énfasis en lo digital y no acaba de comprender que, a lo que nosotros nos interesa más, en estos momentos, es el averiguar como se están ahora acomodando los hábitos de consumo en la parrilla total de los medios. Porque, desde mi punto de vista, tanto megadato sirve para conocer a equis o ye públicos, pero en donde la puerca tuerce el rabo es en la generación de contenidos, en donde las agencias creativas deberían llevar la voz cantante. Y no es así. Al menos en Adweek Latam los creativos tienen una presencia mínima. Y que lástima. Con el agravante, además, que los organizadores del tan ya multicitado evento, parecen ignorar por entero a la prensa especializada: no hacen ruedas de prensa con nosotros y esperan que todo se les de por su bonita cara. No, pues si.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Concluyó Adweek Latam entre azul y buenas noches.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *