La nota que publicamos hará cosa de unas dos semanas en esta misma columna, respecto a que Isabel Miranda de Wallace capitaliza su dolor para ganarse una billetiza, cayó en blandito y en menos de media hora recibimos bastantes casos poniendo a la señora como chancla… ¡qué no le dijeron!

Pero, por lo que se ve, Chabelita está endiosada y sólo cree en ella y en nadie más y sólo 2 ó 3 días después de tan flamígera nota, la dama de plomo, (así le dicen por pesada) se aventó la puntada de encabezar una manifestación de apoyo a Enrique Peña Nieto por su actitud (¿?) ante las bravuconadas de Donald Trump, reunión a la que no llegaron ni mil personas.

Sólo que en la acera de enfrente, ese mismo día se armó otra manifestación VS Trump a la que, en ésta sí, asistieron más de 20 mil personas. Y ahí ardió Troya que, cuando los participantes de la mega-marcha vieron a la Sra. Wallace, se le fueron encima a punta de gritos, insultos y hasta mentadas por lo que la señora tuvo que ser rescatada por sus guaruras. Que si no, chance y hasta ahí mismo le dan pamba.

Vamos, hubo quien incluso la acusó de que la muerte de su hijo era sólo un invento, de ella, para su beneficio propio y están los videos, que sus detractores subieron a la red, de testigos para que vean ustedes que no le estamos poniendo demasiada crema a los tacos.

Total, que después de esconderse en Sanborn’s San Ángel, la Sra. Miranda de Wallace subió a la red un mensaje argumentando que huyó, (el miedo no anda en burro), porque identificó que entre la muchedumbre había un hombre, disfrazado de mujer y con pistola buscando matarla… ¿pues de cuál fumó doña Chabelita?

Todo lo cual me lleva a plantear otra pregunta, que tiro por viaje me hacía mi jefecita… ¿pero con qué necesidad… qué necesidad tiene la Sra. Wallace de andarse quemando por todo México inventando y haciendo cosas que sólo la desprestigian a ella y a la fundación anti-secuestro que dice presidir?

Justo en relación con el mitin de apoyo a EPN antes mencionado existe la duda si no Miranda de Wallace fue sólo la prestanombres de alguien más que, dentro del gobierno, organizó la marcha de forma lambiscona y luego le pidió a ella, a la dama de plomo, que la encabezara… ¡y se quemó peor que un Judas en jueves santos!

Para acabarla de amolar, con el rumor de que la doña ya le está exigiendo a Miguel Ángel Mancera que destituya al titular de SEDUVI, Isidoro Rendón, dizque no funciona. Y ya no funciona porque le están poniendo un alto a los berrinches de la endiablada mujer: cuando Rendón le dio gusto en todo, entonces sí era bueno, (aunque más del 50% de los permisos concebidos a Showcase son ilegales). Y ahora, cuando la opinión pública ya pide un hasta aquí para la Sra. Wallace, entonces esta pide que corran a Rendón… ¿pues en qué planeta vive?

La señora tiene que comprender que no puede chiflar y tragar pinole al mismo tiempo: o es titular de su fundación o es empresaria. Porque, hasta ahora, lo que ha hecho es beneficiarse de una cosa y otra en un vaivén que está acabando con la credibilidad de ambos proyectos.

Ahora que, buscando colaborar con nuestro granito de arena a la solución de tan original problema, recomendamos a nuestros lectores y amigos publicistas NO comprarle nada a Showcase y a su directora comercial, Doña Claudia Wallace Miranda, hija de la susodicha. Porque, a final de cuentas, la empresa vive de sus clientes, que somos todos nosotros: mejor no comprar broncas.