Descanse en paz Rodolfo Corichi, el caricaturista del Publi-Mapa, entre muchas otras gracias que tenía

Cuando yo lo conocí, Rodolfo Corichi Cortés debió haber tenido entre 21 y 23 años y era paste-up del grupo de arte de McCann Erickson México que dirigía Gustavo Ramírez.

Pero su condición de chalán no le impedía ser a Corichi una trucha cuerera tanto para el montaje como para la ilustración, los bocetos, los dummies y todo lo demás… ¡vamos, hasta pintaba al óleo!

Y tenía que ser así porque, por andar de caliente como él mismo decía, Rodolfo se casó antes de cumplir los veinte y cuando yo lo conocí ya tenía 3 hijos a los que poco después se añadiera otro. Por eso, nuestro amigo trabajaba de sol a sol, de lunes a domingo y los 365 días del año. Lo que convertía en una rata de oficina a donde quiera que fuera. Porque yo, cuando me cambié de McCann, lo primero que hice fue llevarme conmigo, ya como director creativo, a la otra agencia, a Corichi. Y ya de ahí él se siguió solito, en una muy exitosa carrera en muchas agencias de primer nivel.

Siempre fue un gran compañero porque poseía una cultura por encima del término medio. Le gustaba leer, la buena música y la buena compañía. Además de que, en su oficina, siempre había buen café y se podía uno pasar horas y horas de agradable charla y mejor música.

En lo personal, yo le conseguí dos trabajos de primera: lo mandé a Cancún, a la editorial de Víctor Vera, donde aún se sigue editando Cancún Tips, guía temática para la que Rodolfo dibujó pirámides, fauna, flora y paisajes de una gran belleza durante muchos años.

A la postre, cuando Víctor Vera vendió la editorial, Corichi regresó a la CDMX y sobrevivió haciendo freelance para muchas agencias y anunciantes directos: fue entonces cuando hizo para El Publicista las celebérrimas caricaturas que año con año aparecen en el Publi-Mapa en sus dos ediciones, (Polanco-Lomas y Santa Fe).

Con tantas y tantas virtudes RC fue también un gran galán y tuvo infinidad de mujeres que no menciono ahora por respeto a su viuda. Y como buen guerrero luchó por más de 7 años contra el cáncer. Y, en lo personal, yo no creo que se diera por vencido: ya le tocaba.

Que en paz descanse.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Descanse en paz Rodolfo Corichi, el caricaturista del Publi-Mapa, entre muchas otras gracias que tenía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *