Eduardo Salles hace una pregunta inquietante a los creativos…

¿Por qué, si somos tan buenos, hay tanta mierda al aire?

La buena, buenísima, noticia durante el pasado Círculo de Oro 2018 que organizó el Círculo Creativo de México el pasado 26/01/18    en el Frontón México fue que las conferencias respectivas, todas excelentes, hubo una nutrida concurrencia, (yo calculo unas 500 personas en promedio).

Pero a nosotros la que más nos gustó, por desafiante, fue la de Eduardo Salles, quien antes fuera VP creativo de Flock y ahora encabeza Pictoline, un sitio web que se especializa en el diseño de la información y que está teniendo gran éxito, no solo en nuestro país, sino también en otras latitudes, (con eso de que internet llega a todo el mundo…).

Pictoline consiste en caricaturas fijas, (y algunas veces animadas), en las que se editorializa, con un toque de humor, la información que aparece en otros medios. Lo que viene a reafirmar en mí la convicción de que, la mayoría de los llamados influencers o sitios que ahora aparecen en las redes y que tanto gustan a los jóvenes son, en realidad, una especie de Loco Valdés del siglo XXI.

Especialistas en hacer jaladas que, por lo mismo, pronto pasan de moda. Pero, como es lo de hoy, a Pictoline le va muy bien. Porque, además, su autor tuvo la brillante idea de cuestionarse, un día mientras se partía la madre en una noche de trabajo, (lo que es habitual en las agencias) por qué ¿si hay tantos creativos brillantes en las agencias, por qué hay tanta mierda como resultado final… se pueden aplicar viejos paradigmas en la solución de nuevos problemas… por qué no hay concordancia entre la filosofía de las agencias y su trabajo día con día?    

En conclusion, para Eduardo Salles el sistema no está bien y los festivales no son más que la justificación de las teorías de una agencia: todos estamos hartos de hacer publicidad de nosotros mismos, pero nada hacemos por resolver o salir de ese hartazgo. Chin: sí es cierto.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Eduardo Salles hace una pregunta inquietante a los creativos…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *