Hace más de un siglo, la compañía Binney & Smith después de fabricar y experimentar con carboncillo negro y gises sin polvo, inventaron los crayones, dándole a la imaginación de los niños una herramienta para expresarse, formando así una gran empresa como lo es Crayola, logrando que actualmente sea reconocida como líder precursor en la fabricación de diversos materiales didácticos y educativos.

Orgullosos de su creación, en  2010 cumplieron 107 años en el mercado como líder mundial, y autoridad del color, con productos innovadores, talleres y múltiples actividades, que buscan potenciar la imaginación a través de más de 400 tonalidades, siendo así una herramienta básica para jugar, aprender, divertirse y experimentar la creatividad en todos.

“El éxito de Crayola es brindar un excelente producto a nuestros usuarios, para que puedan contar con una experiencia única que los invite a seguir creando. En la empresa, la opinión y constante interacción con los niños, padres, educadores y nuestros clientes, es la clave para seguir innovando. Somos abiertos e incluyentes, nunca nos cerramos a escuchar una buena idea de cómo mejorar nuestros, productos, procesos y forma de trabajar, todo con el fin de cautivar constantemente a nuestros consumidores, siempre con una sonrisa”, comentó Adrián Romero, Marketing Manager de Crayola en México.

Además de contar con una línea de papelería, también se ha extendido a mercados nuevos como el sector juguetero diseñado y pensado para estimular la creatividad: sus opciones promueven la imaginación y la interacción del niño con el juguete, ya que puede crear sus propias mezclas de color y material que dan una experiencia divertida, personalizada y única.

El secreto de esta empresa es apoyar la creatividad y la libertad de expresión; que todos podemos mostrar nuestra inteligencia por medio de herramientas que transforman ideas originales en formas visibles. Demostrando que no hay edad ni límites para seguir creando.

Artistas como Christian Faur y Hoang Tran han utilizado estos crayones para moldearlas y crear distintos personajes de moda, además de lograr retratos muy realistas.

En 1936, Crayola fue un miembro fundador de lo que fue llamado el “Instituto del Crayón, la Acuarela y las Manualidades”, hoy llamado “Instituto de Arte y Material Creativo” (IAMC). Esta organización promueve la seguridad de los productos de arte para niños.

Actualmente, los productos Crayola se venden en más de 80 países, y cuentan con fábricas exclusivas en Canadá y México. Se empacan en 12 diferentes idiomas. Adicional a esto, Crayola ha desarrollado desde 2014 una estrategia digital a través de una novedosa aplicación denominada “Crayola juego pack”, ganando en el año 2015 un premio Effie y que al día de hoy cuenta con un aproximado de 700 mil descargas.

La app gratuita que lleva los juguetes de la marca al mundo virtual, permite escanear la pintura creada y la recrea en realidad aumentada de manera automática. Este programa se puede descargar en sistemas iOS y Android. En México se encuentran disponibles en supermercados y tiendas de prestigio.