El súper-comercial de Yoplait. ¿farsa o error de pauta?

Hace unas semanas se recibió en esta redacción una invitación para asistir al estreno de la película Mundo Jurásico mediante un proceso un tanto cuanto complicado: había que registrarse previamente para recibir después una clave que, ya en la taquilla del cine, se canjeaba por un par de boletos. Obvio, llevé a la Lupe.

Y asistimos a la función del 12 del día en el Complejo Cinépolis Interlomas. Había que hacerle así porque la cinta era en 4D y esa cadena solo tiene 3 ó 4 salas con esas características (por cierto, magníficas).

Todo ese proceso, tan complicado, porque se le pedía a uno que, de paso y en los cortos comerciales previos a la película, viera el comercial de Yoplait filmado en 4D. E, insisto, la película y el cine estuvieron excelentes: los asientos se mueven, hay corrientes de aire y humo, le llegan al público diversos olores y muchas otras cosas impresionantes.

¿Y el comercial? Bien gracias: nunca pasó. Tantos trámites, tantas broncas para que al final la marca brillara por su ausencia. Eso sucede cuando el anunciante, junto con su agencia de RP, se complican la vida. Tan fácil que hubiera sido rentar la sala e invitarnos a todos juntos de un jalón.

O ellos se equivocaron o de plano a Cinépolis se le pasó exhibir el comercial. Que no sería la primera vez que sucede algo así con esta empresa que, tiro por viaje, omite cumplir con las pautas que se le contratan.

Lástima Yoplait: la idea era buena.         

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “El súper-comercial de Yoplait. ¿farsa o error de pauta?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *