El triste y decepcionante caso de la campaña de Scribe

Regreso a clases es ya una de las temporadas publicitarias más importantes del año por la gran cantidad de útiles escolares que se anuncian por esas fechas. Ahí nos encontramos con que los cuadernos Norma son ya una fuerte competencia para Scribe que, sentimos, no deja de perder puntos de participación año con año, pero sin dejar de ser el líder.

Lo cual me recuerda que, hará unos 4 ó 5 años, Scribe me invitó al Museo de la Bola, al lanzamiento de una muy importante campaña: era la primera que, para esa marca, lanzaba Papel, S.A., su flamante propietario. Y era la primera que, para ese cliente, hacía la agencia Bombay.

El puro comercial de TV requirió más de 6 meses de trabajo ya que se hizo bajo la técnica de animación cuadro por cuadro, con figuras hechas con papel de cuadernos Scribe.

El día de la presentación la directora de mercadotecnia lloró. Y yo juré que la pieza ganaría muchos premios. Pero me equivoqué porque la campaña resultó un fracaso en ventas. No vendió nada y en ese año a Scribe le fue muy mal. Para Bombay fue debut y despedida.

¿Qué pasó? La verdad sigo sin saberla. Así es este negocio.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “El triste y decepcionante caso de la campaña de Scribe”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *