Sin exagerar, mis queridos tres o cuatro lectores, es las últimas 48 horas he recibido infinidad de llamadas, (ya ni en el baño estoy a gusto), para comentarme que “de muy buena fuente” saben que la cuenta del Consejo de Promoción Turística, el CPTM de triste fama, va a ser manejada de aquí a que este sexenio termine por Havas Media.

Cosa que a nosotros nos parece lógico habida cuenta de que el CPTM insiste en trabajar con agencias internacionales y prácticamente ya le dio toda la vuelta a lo que hay en esa categoría. Sólo que, al preguntarle a la Sra. Patricia Molina, mandamás de Havas, qué puede decir al respecto, ella sólo nos responde que no sabe nada. Y añade: “ojalá, ojalá”.

Y cabe resaltar que más de un  medio no está de acuerdo con esa decisión, si bien eso es algo que sucede siempre.

Todo parece indicar que el CPTM, para dar aún más de qué hablar mal, va a hacer lo que siempre hace: convoca a concurso al cuarto para las doce, generalmente al medio día de Navidad; pide hasta la factura del refrigerador de un día para otro y después, cuando da a conocer el resultados, lo hace también de volada, de preferencia en días de vacaciones, con el claro propósito de soslayar las críticas y protestas. Con perdón sea dicho, nos agarra como al Tigre de Santa Julia.

Y todo nos lleva a sospechar que ahora, en esta Semana Santa, el CPTM nos va a salir otra vez con su domingo siete. Sospecha que se acrecienta ante el hecho de que a una solicitud de entrevista con nuestro amigo José Manuel Diez Cano, titular del Consejo en Starcom, él nos pidió que le llamáramos hasta después de vacaciones: él que siempre ha acudido a platicar con nosotros de todo y por todo, ahora se niega… ¿pues qué gato traen encerrado?