Es hora de preguntarse quiénes fueron los perdidos y cuáles los perdedores en las pasadas elecciones presidenciales

A medida que el fuego de la batalla se extingue y su humo se disipa, de entre las nubes de la lucha empieza a emerger la verdad en cuanto a quienes fueron sus protagonistas, los que entablaron la lucha cuerpo a cuerpo y que sintieron sobre su epidermis el fragor del combate. Así, por ejemplo, ahora sabemos que el Partido Verde mantuvo durante toda la contienda electoral a 4 agencias… que le sirvieron para pura madre porque ahora está al borde de perder el registro. Sobre todo porque tuvo la desvergüenza de elegir, por dedazo, a Alejandra Lagunes como una de sus senadoras. (Al rato van a poner al Chapo Guzmán).

Entre los perdidos podemos citar a Mikel Guzmán, Alejandra Barrales y desde luego a José Antonio Meade. La campaña del primero iba muy bien hasta que, por órdenes de la presidencia, le fue asignada a Carlos Alazraki, quien la hundió. Nosotros se lo dijimos a Carlos en su momento: “tú ya estás viejo para estos trotes”.

El publicista de Meade fue Pepe Beker, un gran publicista para un producto de quinta. Meade nació perdido y nunca se compuso. Fue tanta la desesperación del PRI que, en un momento dado, se pensó pedirle a Meade que declinara a favor de Aurelio Nuño, (otro caso perdido sin remedio).

Incluso se preparó la campaña del caso, pero al final triunfó el buen juicio y las cosas se dejaron como estaban. Todo lo cual lleva a la conclusión de que Enrique Peña Nieto, de la mano de Alejandro Quintero de Televisa, siempre estuvieron de metiches y lo echaron todo a perder: desde el momento en el que, en el 2006, Televisa se aventó a manejar la candidatura primero y la presidencia después de EPN ambos, el PRI y Televisa, se fueron para abajo. En caída libre y sin que ellos los aceptaran.

Ahora Televisa anda vendiendo hasta su división radio, la que dio origen al imperio y EPN es “el payaso de las cachetadas”. Por supuesto que hay más perdidos y perdedores que ya los iremos dando a conocer, mis queridos tres o cuatro lectores, en futuras entregas: que nadie se mueva de sus asientos.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Es hora de preguntarse quiénes fueron los perdidos y cuáles los perdedores en las pasadas elecciones presidenciales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *