Estrena El Economista oficinas, de primer mundo, por el rumbo de San Jerónimo

Para quien ande aun dudando si el periodismo tradicional es un buen negocio y/o vaticinando el pronto fin de los diarios tal y como ahora los conocemos, les recomendamos darse una vueltecita por Av. San Jerónimo 458, en Jardines del Pedregal, en donde se encuentran ahora las flamantes oficinas del diario El Economista, a todo lujo y con la máxima funcionalidad que exige la vida moderna: vamos, hasta auditorio, sala de audio y estudio de TV tienen en el mismo lugar.

Como dato curioso, cabe resaltar que el flamante edificio se hizo respetando el monumento a dicho fraccionamiento, que hicieron entre el Arq. Luis Barragán y el escultor Matías Gueritz, siendo de este último la celebérrima obra, en piedra, de la serpiente que tanto abundó en esa zona en el pasado.

José Luis Grosvenor, director comercial de El Economista nos informó que se espera que, en dos o tres meses, sea el propio presidente de la república quien inaugure tan bonito edificio, de cinco pisos para más señas.

Pero, pero… ¿y qué pasó con El Financiero? Pues al parecer nada de nada porque su nuevo dueño, hasta eso ni tan nuevo, (ya tiene fácil cinco años que se dio el lujo de comprar ese diario), no tiene ni la más mínima idea de lo que es el periodismo y continúa conservando muchos de los vicios y errores en los que cayó la anterior dueña: por ejemplo, al día de hoy le deben a la fuerza de ventas muchas comisiones que no tiene para cuando pagar.

Moraleja: tal parece que solo hay lugar para un diario de economía y finanzas de este país.                 

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Estrena El Economista oficinas, de primer mundo, por el rumbo de San Jerónimo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *