¿Estrés? Preparada tu casa para acabar con él

Si tienes estrés debes saber que eres uno más de la gran mayoría en una sociedad contemporánea. Se trata de un mal común derivado de la actividad frenética de la vida actual. Combinar el trabajo, el cuidado de los hijos, la preocupación por la salud y el cuerpo, la necesidad de tiempo de ocio, la sensación de que el día tiene pocas horas para cumplir los objetivos fijados o la acumulación de problemas que se prolongan en el tiempo, son factores que se repiten en la vida de muchas personas que no encuentran el modo ni el lugar para relajarse.

Color y orden

El diseño nos hace la vida más agradable. Podemos utilizarlo para conseguir ese espacio en el que refugiarnos de los agentes estresantes de la vida con un poco de color y con la correcta organización.

Escoge colores de tonalidad fría como los azules y verdes. Está demostrado que estos tonos aportan calma al cerebro ayudando a conseguir el ánimo adecuado y reduciendo los niveles de ansiedad. Es recomendable combinar diversas intensidades y tonos, así como alternar con blanco para añadir luminosidad.

Si cuentas con una casa pequeña da prioridad al blanco y añade el azul o el verde en pequeños elementos. De lo contrario, en espacios reducidos una fuerte carga de color intenso podría conseguir el efecto contrario al deseado.

No olvides la limpieza y el orden en tu hogar. Cuando tenemos una vida muy activa con numerosas ocupaciones es muy fácil descuidar la limpieza del hogar. Es recomendable eliminar todo lo superfluo y reducir la cantidad de elementos que estorben para limpiar. No esperes a que todo esté muy sucio para decidirte a hacer limpieza, es mejor dar una pasada rápida de forma más frecuente para mantener la limpieza de forma constante con menos esfuerzo.

Naturaleza y luz

Si tienes grandes ventanas o zonas de exterior en tu casa estás de enhorabuena. Dispón el mobiliario para aprovechar al máximo las zonas de luz. Si tienes un patio traslada ahí el espacio de lectura o aprovecha el buen tiempo para descansar fuera.

Si lo que tienes es una buena ventana no pongas elementos delante de ella que puedan opacar la entrada de luz. Sin embargo, no debes dejar de hacer vida junto a esa ventana, traslada a su lado tu oficina o la mesa de comedor para conseguir el beneficio de la luz de la forma más eficiente.

La luz lleva aparejada la oportunidad de introducir la naturaleza en tu casa. Las plantas verdes aportan frescor y color al hogar, las que tienen flores, además, dan aroma y alegría. No es cuestión de convertir tu salón en una selva, pero algunos toques de naturaleza bien dispuestos purifican el aire y luchan contra el estrés de una forma muy efectiva.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “¿Estrés? Preparada tu casa para acabar con él”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *