Ha llegado el momento para que los medios implementen estrategias ganadoras para todos: la oportunidad está dada

En reciente entrevista con El Publicista, Don Gustavo Quiroga, presidente de Quiroga Medios para América Latina, expresó el resultado de los más recientes estudios acerca de cómo ahora la gente ve y consume a los medios en su día a día.

Y dijo: “la pandemia vino a acelerar y a cambiar de manera dramática los hábitos de consumo, en general, y de los medios en particular. Al verse en sus hogares, sin nada más que hacer por la cuarentena, las personas se refugiaron en los medios y aprendieron a evaluar y a calificar el servicio que cada uno, la TV, la radio, la prensa y demás, les ofrecen… y hubo mucho desencanto entre el público porque nadie, ni los medios digitales ni los tradicionales, ha sabido responder a la altura de las circunstancias.

En el caso específico de la TV abierta, por citar al ejemplo más notorio, las televisoras se dedicaron a llenar sus espacios a base de repetición tras repetición amparados en la vieja práctica de que la gente se traga todo. Pero ya no es así: la gente se dio cuenta de que le quisieron ver la cara con el resultado de que cada día hay menos personas frente a los televisores. Y eso sucedió en todo el mundo.

Pero, al mismo tiempo, mientras la masa echó mano de los medios digitales para saber qué es lo que pasaba en el mundo, se encontró con un mar incesante de mentiras. Y ello ha ocasionado que, como ya no cree en fake news, el público haya vuelto a buscar la verdad en los medios tradicionales, quienes gozan ahora de una credibilidad de la que aun no se dan cuenta”, nos comentó el Sr. Quiroga.

Si nos atenemos a la teoría de la esencia de los medios, el de la TV es divertir; el de la radio informar (y divertir); el de la prensa es crear conciencia y así sucesivamente para cada uno.

¿Y cuál sería entonces, la esencia de la publicidad exterior?

Obviamente vender: se trata del medio más recurrido de todos y que, por lo mismo, no tiene tiempo más que comunicar una simple idea, una sola, a la masa consumidor. Por lo mismo, el mensaje siempre debe ser “compra equis o ye”.

Así las cosas, los anunciantes tienen ahora, con la publicidad exterior, una incomparable posibilidad de alcanzar sus objetivos de ventas e imagen, incluso de sobrepasarlos, a un costo por demás accesible: en los momentos en que la economía en general está contraída, ello significa una oportunidad de oro.

Porque, ya en estos momentos, la masa consumidora está volteando a las azoteas, o viendo a su alrededor cuando está en la calle, esperando recibir el mensaje y apoyo de su marca favorita: busca que le digan “aquí he estado todo el tiempo, con el producto y la calidad que tu ya conoces… ¡bienvenido otra vez!”

Lo cual, si nos permiten decirlo, es una bofetada para aquellas agencias de medios que, sin ninguna base estadística, recomendaron a sus clientes cancelar todas sus campañas “porque no iba a haber gente que saliera a la calle y viera los mensajes”… se pusieron a combatir el fuego con gasolina. Porque, al menos en la CDMX, la gente nunca se quedó en casa. Lo malo es que muchas empresas del medio exterior se la creyeron también y nunca, tampoco, hicieron nada para corregir esa errónea apreciación de las agencias.

¿Qué van a hacer ahora todos ellos, los equivocados?

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Ha llegado el momento para que los medios implementen estrategias ganadoras para todos: la oportunidad está dada”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *