La designación de Circle como La Agencia de Medios del Año pone en serios problemas a las transnacionales del ramo

Porque es el reflejo de hacia dónde va esa industria.

Los reconocimientos que, año con año, lleva a cabo la revista Merca 2.0 a “Lo mejor del año” entre las agencias gozan de justo reconocimiento por su claridad y transparencia. Y porque refleja, justo es decirlo, la solidaridad de este mercado.

Desde hace no pocos años y aciagos días, El Publicista y sus medios, impresos y digitales, han venido señalando la torpeza con que las agencias transnacionales han estado manejando sus operaciones al bajar sus honorarios hasta el grado de que, hoy en día, aparentemente NO cobran al anunciantes ni un solo centavo por el manejo de su cuenta.

Y, entonces… ¿de qué viven? Porque, obvio, nadie se chupa el dedo y sabemos que abajo del escritorio se dan infinidad de transas y componendas que, cada vez con mayor frecuencia, salen a la luz. De tal manera puede decirse que, en el mejor de los casos, hemos vuelto a los viejos tiempos en los que el medio pagaba a la agencia en 15% por la contratación que ésta hacía en nombre de  la marca… con lo cual sucede que, en realidad, el cliente de la agencia NO es el anunciante sino el medio que paga a esta. Lo cual, por enésima ocasión, hemos caído en la miopía de no entender en dónde está, en realidad, nuestro core-business.

Pero volviendo al tema del pago de honorarios decimos que en el mejor de los casos, porque existen múltiples sospechas, no una sino miles, de que aparte de ese 15%, la mayoría de las transnacionales, (con las excepciones de la regla), cargan y arreglan otras comisiones y pagos extras para ellas.  Sobre todo en el caso de los medios digitales en donde es sabido que estos llegan a pagar a las agencias hasta un 40% de comisión.

E, insistimos, es el medio quien paga. Sólo que muchas de las agencias mencionadas continúan viviendo en el país de Mickey Mouse, donde nunca pasa nada y ellos viven ignorando la realidad de lo que es viajar en Metro o en transporte público. Por lo mismo, los clientes ya se dieron cuenta de tanta transa y de tanto niño, al que le pagan tan solo 1.50 por lo que solo permanece en su puesto dos quincenas. Ya se dieron cuenta de esas y otras muchas anomalías que las trasnacionales deben realizar para cumplir con el presupuesto que les marcan sus corporativos, pero que, a la postre, solo benefician a los chairman of the boards.

Todo ello ha llevado a que, cada vez más, los anunciantes prefieran hablar  con los dueños de las agencias de medios, como Quiroga, por ejemplo, donde el servicio siempre es personal, esmerado y puntual. Pero, sobre todo, las formas de retribución son transparentes, justas y claras.  Con lo cual, los medios se contratan de acuerdo a lo que más conviene a la marca y no a la agencia.

Como es el caso de Circle, la agencia de nuestros amigos Ale Jiménez y su hijo Mario Huertero donde cada día hay más y más clientes satisfechos y contentos, tanto con lo que pagan, como con lo que reciben. No por nada, en menos de dos años, el número de agencias de medios independientes ha crecido en más del 50% del total: siempre es mejor hablar con el cheff que prepara los alimentos y no con pinches.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “La designación de Circle como La Agencia de Medios del Año pone en serios problemas a las transnacionales del ramo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *