La nueva IPSOS House: un sueño de agasajo

La verdad que ya se nos quemaban las habas por conocer la nueva IPSOS House, la primera en su tipo en el mundo y a donde nos invitó Carlos de Zúñiga el pasado 04/10/18… ¡es un sueño!

Se trata de una casa tal cual, con recámaras, baños, sala, comedor y demás en donde se instala a un grupo de consumidores a fin de conocer sus hábitos y actitudes de compras y de consumo a través de la medición pasiva… ¡indimoder!

Eso significa tratar de llegar a conocer lo que la persona siente dentro de sí hacia la marca y evitar cualquier sesgo que pudiera darse en una conversación dirigida. Así, por ejemplo, dentro del cuarto de TV se coloca al entrevistado un casco que permite medir sus ondas cerebrales para conocer cómo ve, (y qué siente) un equis comercial. Y por el estilo está el resto de la casa: cámaras y grabadoras que registran todo acerca de sus visitantes.

Es de destacar que, de entrada, cuando uno llega lo meten en un domo donde pasan una proyección de 180° para que el espectador se relaje y se desintoxique de la gran ciudad. De igual manera, se cuenta dentro de las instalaciones con una tienda de autoservicio en donde se invita a los panelistas a comprar para medir sus emociones, medir sus reacciones e incluso estudiar sus muecas. ¡Genial!

Nosotros asistimos al IPSOS House a la presentación de Mediacell, el sistema que IPSPS México ha desarrollado para medir audiencias de radio y que opera, como su nombre lo indica, a través de una muestra de 2,400 teléfonos celulares, la mitad de ellos en la CDMX y su área metropolitana, que registra las señales radiofónicas que la gente está escuchando, sin que esta no tenga que hacer más que traer prendido su celular.

A la fecha Mediacell lleva funcionando ya 16 semanas y, sobre todo, ha venido a descubrir que la gente escucha mucha más radio de lo que se cree (lo que pasa es que a menudo lo hace de forma inconsciente): sin ir más lejos, el medio llega al 98% de la población.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “La nueva IPSOS House: un sueño de agasajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *