La productora La Tienda de la Imagen, nos da una lección sobre cómo crear contenidos

Erase que se era una hermosa joven de nombre Clío, restauradora profesional y coleccionista de arte. Ella posee el don de la percepción extrasensorial que, con solo tocar un objeto, le permite conoce la historia de éste y los momentos dramáticos por los que ha pasado. Pero no solo eso, Clío puede incluso intervenir en el curso de la historia, pues durante las visiones que experimenta es capaz de alojar su conciencia en alguno de los personajes que tuvieron relación con el objeto en turno e influir en su conducta. En cada aventura la acompañan Mateo, su padre biológico y socio en la anticuaría y el asistente de ambos; Milo, que es un auténtico genio loco de la cibernética.

Clío es la heroína e hilo conductor de la serie Coleccionista, que La Tienda de la Imagen viene produciendo desde 2014 para el Sistema Púbico de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR). Cada temporada consta de 13 capítulos de 28 minutos de duración, y al momento de la redacción esta nota, la casa productora había terminado ya el rodaje de la quinta temporada para entrar a fase de post-producción. Cada episodio es narrado en base a diversos hechos históricos, que mezclados con la ficción de nuestros personajes logran hacer una serie amena, muy entretenida y sorprendente, pues muestran el carácter mas humano de nuestros héroes a fin de mostrarlos tal y como fueron: personas de carne y hueso, como todos, capaces de cometer errores o caer en arrebatos pasionales.

La idea fue concebida por Alejandro Quijano, Jorge Senyal (a) “el Coyote” y Othón Roffiel, quienes tuvieron la visión y el profesionalismo para motivar a los directivos del canal a fin de producir y llevar a la realidad tan estupendo proyecto. Lo que hace más interesante cada capítulo, de los cuales se llevan producidos ya 65, es que en ellos aparecen héroes o personajes de la historia de México, perfectamente caracterizados y ambientados en su época, de quienes el espectador descubre detalles o caracteres poco conocidos.

Para la cuarta temporada a transmnitirse por primera vez durante 2017, Clío y Mateo planean una exposición para celebrar el centenario de la promulgación de la Constitución de 1917 y mientras la organizan van encontrando diversos objetos y piezas de arte relacionados con los diferentes esfuerzos constituyentes de la historia, y gracias al don de Clío, estos nos llevan a conocer a gente como Venustiano Carranza, Hermila Galindo, Fray Servando Teresa de Mier, Miguel Ramos Avizpe, Valentín Gómez Farías, Guillermo Prieto e Ignacio López Rayón, todos los cuales participaron en alguno de los procesos que nos llevaron a contar ahora con nuestra Carta Magna.

Clío fue interpretada en las primeras tres temporadas por Aurora Gil, quien después fue sustituida, mediante un recurso creativo, por Cinthia Vázquez.

El día que realizamos el presente reportaje, entrevistamos al Coyote, a Othón Roffiel y a Alejandro Quijano en una espléndida locación, en la calle de Tacuba N° 15, mientras grababan un capítulo de la quinta temporada, siendo el primero el director, el segundo el productor y el tercero el guionista.

“Hacemos la producción como si fuera una película: cuando empezamos cada temporada hacemos los 13 programas. Invertimos tres meses en la preproducción, otros tres en edición y post-producción, y seis semanas en el rodaje. En un día normal trabajamos de las 7 a las 22 hs. y lo hacemos de lunes a sábado.

El productor en línea de la Serie, Lenoardo López, nos informa que en esta quinta temporada estamos utilizando los servicios de 80 personas en el  área técnica, 109 actores y 180 extras. Por día de grabación realizamos 75 emplazamientos de cámara: lo hacemos así y llevamos muy bien la cuenta porque luego, ya en la sala de edición, ello nos permite construir una estructura narrativa muy dinámica y fluida”, nos señala Othón.

En la quinta temporada se narra cómo Clío recibe el encargo de una poderosa corporación para reunir, retomar y hasta recuperar varias piezas de arte, todas a la Colección Mondragón, que pertenecen a un particular.

En las visiones de esta temporada, una primera medalla de oro del siglo 16 lleva a Clío a conocer a la Malinche. Una extraña llave de seguridad y el fino juego de navajas de afeitar del siglo 19 la hacen atestiguar un episodio poco conocido de Melchor Ocampo y su amistad con Santos Degollado.

En otro programa unos anillos estrafalarios descubren un romance entre Salvador Novo y un poeta andaluz y un juego de plumas estilográficas del siglo 20, junto con una bala chapada de oro, conducen a Clío y al auditorio a la infame Ley Fuga, que terminó con la vida de Francisco I. Madero y su vicepresidente José María Pino Suárez.

“Este episodio lo grabamos exactamente en donde dice la historia que sucedió: atrás del Palacio de Lecumberri, que en ese entonces, era una cárcel y ahora es el Archivo General de la Nación. Hemos cuidado mucho el vestuario, el mobiliario y otros valores de producción que se ven en pantalla y le dan a cada historia una estética de gran calidad y la hacen altamente creíble. Al mismo tiempo cuidamos los detalles de las historias para no caer en sensacionalismos o vulgaridades que existen en toda historia real. Así, por ejemplo, fotografiamos de manera muy artística un desnudo de Nahui Ollín. Y sentimos que el beso que se dan a cámara Salvador Novo y su amante no ofende a nadie”, señala ahora “el Coyote”, Jorge Senyal.

“Queremos agradecer al SPR y a Armando Castillo Lavat por el apoyo que nos han brindado y porque hemos hecho todo con total libertad creativa. Eso es muy importante porque además, al apoyar a los productores independientes como nosotros en la Tienda de la Imagen, se genera industria: se crean fuentes de trabajo que después se ocupan en otros proyectos, tanto de la iniciativa privada como del gobierno”.

“Siento que nuestro gran descubrimiento estuvo en saber mezclar la ficción con la historia para entretener al público con cosas que, además, son reales. Como el romance entre Leona Vicario y Don Andrés Quintana Roo, por ejemplo”, dice Alejandro Quijano Gómez Aguado.

Pe, pe, perdón… ¿es que este señor es pariente de nuestro queridísimo Pepe Gómez Aguado (QEPD)? Así es: Alejandro tiene más de 35 años de experiencia y ha sido redactor y director creativo para varias agencias de publicidad. Su primer trabajo fue al lado de su tío, quien lo metió a la agencia en la que él, Pepe, era VP.

En algún momento de su vida Alejandro incursionó también en el mundo de la producción, donde ha hecho de todo, principalmente guiones. Hoy en día es socio y director general de Encéfalo Multimedia, taller de contenidos.

Coleccionista puede verse en la pantalla chica a través de canal público Una voz para todos, señal digital y abierta 14.1. Y en los sistemas de paga Axtel  (14); dish, (114); iZZi (14) y Sky (14).

 

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “La productora La Tienda de la Imagen, nos da una lección sobre cómo crear contenidos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *