Le toca a Lenia Batres regular a la publicidad exterior.

Lo que más me gusta del nuevo Gobierno es que, con él, quienes antes fueron reconocidos maleantes ahora ya se volvieron decentes y hasta proyectan un olor a santidad que no más no les va. Tal es el caso de Martí Batres, ahora presidente del Senado, (¡indimoder…!), a quien el pueblo que nunca se equivoca ha bautizado como Martí Catres por sus múltiples devaneos amorosos: en reciente ocasión al Don Juan de la Popotla se le aparecieron afuera del edificio del Senado tres de sus ex novias para pedirle pagara la manutención de los hijos que Don Martí tuvo con cada una de ellas, cosa a la que él se negaba aduciendo que esa no era su responsabilidad. O sea que, aparte de caliente, irresponsable: está bueno para prender el boiler, pero no para pagar el gas. Que no se nos olviden esos detalles, por favor. Sobre todo porque la hermana de dicho sujeto, la Sra. Lenia Batres, (que viva el nepotismo de Morena), será la encargada en lo sucesivo de regular y de tratar de meter en cintura a la industria del exterior en la CDMX: algo que nadie ha podido a lo largo de décadas y que mucho conviene a las autoridades por el monto unas licencias que, en la mayoría de los casos, por ahora no se pagan. Lo malo es que, por lo que se ve, la Sra. Lenia no tiene NPI de que es publicidad exterior.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Le toca a Lenia Batres regular a la publicidad exterior.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *