Llegan a México los cuartos de escape… ¿de qué se trata?

Hace un par de semanas asistí a la premiación de uno de los productos más raros que he conocido en mi larga vida de publicista. De entrada, la empresa vende diversión y se encuentra ubicada en la Roma Norte, a unas cuadras del Metro Centro Médico.

Un ejemplo: llega uno, compra un boleto y lo pasan a una cocina en donde debe haber dos equipos, cada uno de 4 personas, (de ahí que se aconseje asistir a Cuartos de Escape en bola. O, ya de perdiz, en pareja).

Cuando los equipos están listos aparece un conductor profesional quien nos dice que la comida que nos acabamos de comer estaba envenenada por lo que tenemos que encontrar una serie de pistas que nos llevarán al antídoto sugerido… ¡pero oh sorpresa! resulta que sólo hay antídoto suficiente para un solo equipo por lo que, oooootra vez, hay que volver a seguir pistas para encontrar, antes que los otros, la salvación anhelada.

Y todo debe hacerse en un plazo de 60 minutos, como máximo, al término de los cuales suena la campana para indicarnos que el juego terminó. La recompensa es sentirse el chingón de la fiesta. Y si no pudo uno superar el reto pues ya ni modo.

La idea es una franquicia brasileña y cuenta con otras seis diferentes opciones en el mismo edificio, pudiendo uno elegir a la que más le atraiga: incluso hay una, para los amantes del fútbol, llamada “El Quinto Partido”.

La entrada, por persona, cuesta 280 pesos entre semana y 350 de viernes a domingo. Lo cual me parece caro si tomamos en cuenta que la diversión, en cualquier modalidad dura sólo una hora.

Más información en Enigma rooms.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Llegan a México los cuartos de escape… ¿de qué se trata?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *