Los rateros entre nosotros

A mediados del siglo XX, justo al concluir la Segunda Guerra Mundial, se constituyó, en Viena, Austria, la Oficina de Asuntos Jurídicos con el propósito de aprovechar la ayuda de toda la población de Europa para ubicar y desenmascarar a los nazis que tanto y tanto daño hicieron. Presidía esa oficina un respetable y admirable sobreviviente del holocausto, el Simon Wiesenthal.

Años después, con victorias tan notables como la captura de Adolf Eichmann, el Wiesenthal escribió sus memorias en forma de un libro al que tituló “Los asesinos entre nosotros”, con el objeto de señalar a aquellos criminales a los que la ley no había podido alcanzar, pero que “ahí estaban”. Lo cual fue el peor castigo para los felones porque no hay nada peor que la sociedad te señale.

De ahí el título de esta nota: dilapidando su capital político, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador está cobijando a una bola de políticos corruptos quienes, con toda la desfachatez del mundo, se ufanan del perdón y hasta presumen una inocencia que no denota más que tienen mucha cola que les pisen.

Por conciencia cívica, para que los malhechores sepan que no los hemos olvidado y para que te cuides la cartera cada que los veas, querido lector, te damos la lista de algunos de esos notables:

  • Manuel Bartlelt, el autor de “la caída del sistema”.
  • Marcelo Ebrard, que robó hasta que se cansó y después huyó para darse la gran vida en París, desde donde nos enviaba fotos suyas, en los mejores y más caros lugares, en compañía de su vieja, (¿con qué ojos, divino tuerto?)
  • Napoleón Gómez Urrutia, el más descarado de todos.
  • Nestora Salgado, especialista en secuestrar gente.

La maestra Elba Esther Gordillo, quien acaba de renovar su pasaporte en la Ciudad de Jalapa, Veracruz, hasta donde se dio el lujo de llegar en su avión privado.

Digo, para darle cachetada con guante blanco y demostrar a AMLO que todavía hay clase… ¡sésgale güey!

Invitamos a nuestros lectores a unirse a esta iniciativa con que todos sepamos que son ladrones ya nada será igual para ellos.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Los rateros entre nosotros”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *