Lourdes Lamasney en Bimbo

Empezando el 2017 nuestra amiga Lourdes Lamasney, la rubia a quien todos quieren, se incorporó al Grupo Bimbo por lo que, ahora, “ya es clienta”.

¿A hacer qué o cómo? No pudimos averiguarlo ya que “por políticas de la empresas” sus ejecutivos no pueden dar entrevistas sin el Vo.Bo. del corporativo: está bien que el Gansito lleva crema, pero se pasan.

Ya tenemos nuestra solicitud respectiva, con 12 copias al carbón más nuestra acta de defunción para que los burócratas del osito nos asignen la ficha del caso, si es que quieren.

Actitud que nos lleva a sospechar lo que ya se rumora en todos los radiopasillos de la publicidad mexicana: que el experimento de una sola agencia para todas las marcas con Bimbo, con clientes y publicistas revueltos como gatos en un costal, no ha rendido los resultados que se esperaban. Y ya llevan así más de dos años.

Prueba de ello es que ya el corporativo está manejando con otros proveedores múltiples proyectos, como las Tortillas Tía Rosa, por ejemplo, cuya curva de ventas va en escandalosa picada.

No se desesperen, queridos amigos, ya vamos tendidos por el chisme completo.

 

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Lourdes Lamasney en Bimbo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *