Ojo: ya quedó claro… no es lo mismo programado que programatic

Llevamos ya casi dos años en el debate y no hemos podido ponernos de acuerdo en lo que debemos entender por compras programáticas en lo que toca a la publicidad exterior. Y no hemos podido porque se trata de algo que no existe en la práctica. Aunque muchos me critiquen, griten y desgarren sus vestiduras, lo cierto es que, al día de hoy, en México no se ha dado ni un solo caso en el que se haya subastado un espacio exterior al mejor postor, (cosa que sí ha sucedido en medios digitales, que es el porqué de la confusión).

En cambio, sí existen muchos sistemas, de hecho ya casi todos los concesionarios los tienen, que pueden programar la proyección de un contenido específico, en pantallas digitales, conforme a variables tan diferentes como el día de la semana, la hora, el clima, la fecha histórica y lo que se le ocurra al contratante. Esto es lo programado y lo programatic es porque se subasta.

Bueno, bueno, bueno, señaló el de junto: ¿y para qué tano brinco estando el suelo tan parejo? Porque, a fin de cuentas, lo poco que se ha podido hacer programado a la fecha en este país, casi nadie lo ha visto y menos lo recuerda porque en exteriores lo que funciona es mucho por mucho tiempo: un solo spot, en una sola pantalla es como hacer pipí en el mar.

Y si lo programatic aún no se da… ¿a qué le estamos jugando?

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Ojo: ya quedó claro… no es lo mismo programado que programatic”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *