Para hacer las declaraciones que hace Poncho Romo se necesita no tener madre

Ponchito Romo un buen día se sacó la lotería social y pasó del anonimato a la luz de los reflectores sin estar preparado para ello. En Monterrey, N.L. la gente lo conoce bien y no lo baja de mondado.

Resulta que Ponchito, de clase media-media fregada, pudo asistir al Tec de Monterrey gracias al trabajo de sus papás y ahí conoció a la que después sería su esposa… ¡que resultó ser una Garza Sada! Y con este único antecedente, muchos de la raza acusaron a Poncho de baquetón, cosa que él no ha podido sacudirse el estigma.

Tanto que cuenta la leyenda que el primer negocio que su suegro le puso al personaje de esta historia, allá en los monterreyes, fue una pastelería. Y de ahí él se arrancó. Hasta que un mal día lo invitaron a dar una conferencia a su alma mater, el Tec de Monterrey, donde empezó diciendo: “yo toda mi fortuna la hice a partir de un pastel…”.

A lo que no faltó el pelado de entre la raza, que le gritó: “Sí, pero de boda”.

Esa anécdota fue la causa para que, ya luego, Poncho agarrara la política del bajo perfil y prefiriera no hacer escándalos. Digo, por aquello de los maloras que nunca faltan. Hasta que un buen día, sintiendo que la vida no le había hecho justicia en eso de la fama, decidió apostarle todo a López Obrador para convertirse en su fiel seguidor, el único, allá en Monterrey… ¡y que se va sacando la lotería otra vez!

Bueno, es un decir porque, de acuerdo a palabras del propio AMLO, este se trae a Ponchito como a un payaso de las cachetadas, cada rato lo contradice o lo pone en ridículo y ya se le hizo, a Romo, una imagen de vil coime, al que todos tiran a loco. Sobre todo por sus declaraciones a lo menso, como la de hace unos días, cuando llamó a los medios “a no magnificar hechos como los de la familia Le Barón”.

Se trató de una tragedia incalificable, de la que AMLO trató de desviar la atención con la receta de las albóndigas en chipotle y Romo se une a la lista de los que pretenden decir “aquí no pasó nada”.

Con razón en Monterrey ni quién le crea ni quién lo quiera.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Para hacer las declaraciones que hace Poncho Romo se necesita no tener madre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *