Perdón por tanto escándalo: pero insisto en que las mujeres demandantes en #MeToo Agencias y Creativos, deben encarar sus acciones sin escudarse en el anonimato

Mi amiga Ana María Olabuenaga, quien asegura ser mi fan, dice que me admira porque en El Publicista “siempre está la neta”. La verdad que públicamente pedí a ustedes, mis queridas acosadas, a través de que se atrevan a salir del anonimato para dar la cara ante los maleantes que las hicieron víctimas.

Tengo entendido que mi nota del mediodía del viernes 29/03/19 no fue del agrado de todas ustedes: nunca en mi vida me habían refrescado tanto a mi pobre jefecita. Siento que el estilo festivo y desmadroso con el que suelo escribir las hizo enfurecer a no pocas.

Discúlpenme por favor: si tiene que haber una primera disculpa en esto del #MeTooAgencias, que sea el mío. Lo cual no obsta para que conste que creo que tengo razón: como están ahorita las cosas en eso del acoso en las agencias no vamos a llegar a ningún lado. Son verdades a medias, expresadas del anonimato y con la mano que tira la piedra y después se esconde. Tienen que dar la cara: sean creativos. Eso sucedió con el productor de Hollywood que empezó todo lo del #MeToo y que ahora está en el bote y que quién sabe cuándo salga.

Insisto en que como se están ahora manejando las cosas hay en esa lista muchas personas decentes, (¡quien lo hubiera creído!), por las que yo incluso metería las manos al fuego.

Y pongo el ejemplo de Manuel Juárez, quien es un caballero y un profesional en toda la extensión de la palabra. Lo conozco desde hace más de 40 años y mis respetos. Si acaso es galán y conquistador. Pero para nada acosador.

¿Otro ejemplo? Santiago Pando, creativo de los buenos y profesional a carta cabal, quien siempre ha estado enamorado de su esposa. Él es el único hombre, que yo conozco, que escribió y publicó todo un libro de poemas, que él escribió, dedicados a su señora. Y conste que todos saben que Santiago y yo NO somos amigos.

Y por el estilo, en probidad y honestidad, están Rafael Domínguez, Ricardo Molina, Carlos Vaca, Pepe Montalvo y muchos más que, todos sabemos, son personas decentes.

Su presencia en la lista de #MeToo Agencias y Creativos solo desvirtúa la credibilidad de ese documento: si quieren que les creamos, las denunciantes deben pasar de anonimato a la legalidad… ¡que sean creativas!

El último número de la revista Selecciones del Reader’s Digest menciona que una de las condiciones de la creatividad es la capacidad de mantener frente fría, para tomar decisiones acertadas, en los momentos de crisis y/o dificultad.

Ahora tienen ustedes, señoras denunciantes, la posibilidad de que sus acciones trasciendan y que las cosas que están mal en las agencias, cambien para bien y para siempre. Fíjense todo lo que pueden lograr: y den la cara, salgan de la penumbra. Todos se los vamos aplaudir. Y cuenten con El Publicista y sus medios para difundir todas sus verdades de manera irrestricta.

Puede gustarte también. . .

7 Opiniones en “Perdón por tanto escándalo: pero insisto en que las mujeres demandantes en #MeToo Agencias y Creativos, deben encarar sus acciones sin escudarse en el anonimato”

  1. Lala dice:

    No señor, no. Sigue defendiendo personajes desde su experiencia con ellos. Que hayan sido decentes con usted no quiere decir que lo sean con todas las demás personas. Por favor, llámese a silencio y reflexione sobre lo que está diciendo. Entiendo que generacionalmente usted está lejano a lo que está sucediendo hoy en día pero le insto a que hable con profesionales sobre abuso (en todas sus formas) para que pueda entender que está sucediendo. Es una verdadera pena su opinión porque no hace más que dejar en evidencia su ignorancia.

  2. Paulina dice:

    Ricardo Molina es desagradable aún cuando no sufrí de sus abusos o acosos, los comentarios que hace a las mujeres son de lo peor y lo saben en Alvarado Molina.
    De igual forma es sabido que Pepe Montavo es un grosero y que tiene pésimos modos y cero educación, se dirige con puras groserías y hasta los clientes han tenido opiniones negativas en su contra porque apesta este tipo de tipos que no tienen valores.

  3. Sofía dice:

    Eres una porquería de persona. Tú representas a la vieja publicidad de los años ochentas, esa que queremos dejar atrás: esa publicidad donde los dueños y directivos de las agencias se hacían ricos demasiado pronto, esos años de cocaína y alcohol en las filmaciones, de sabrosearse a las secretarias (y digo secretarias porque las mujeres no podíamos aspirar a un mejor puesto), épocas de moches y desmadre. Hoy pretendemos tener una indistria profesionall en la que las mujeres tenemos las mismas oportuinidades y merecemos el mismo respeto que tienen los hombres. Tú, tu discurso machista, el «medio» chafa que representas y todos los compinches a los que defiendes deberían desaparecr hoy mismo.

  4. Lalo dice:

    Mínimo que den la cara las administradoras de las cuentas de Twitter MeTooCreativos y MeTooAgenciasMX.

  5. Ana dice:

    Que pidas disculpas no ayuda en absolutamente nada. Lo único que hiciste fue demeritar lo que estas mujeres vivieron. Te pregunto: ¿Pones tus manos al fuego por los hombres en la lista que mencionas? Yo fui víctima de un wey que me madreo, un enfermo mental acosador, y sé de mas mujeres que vivieron esto con ese mismo wey. Si no lo hacemos público es por la sencilla razón de que hay gente como tú, que no nos cree y no hay ley que realmente defienda esto en un país lleno de machistas, misóginos, y abusadores de poder.
    A diferencia tuya, si soy guapa, así nací, no es algo que haya elegido, pero eso no le da el derecho a nadie de hacer comentarios denigrantes acerca de mi físico, como tampoco soy un objeto de deseo sexual a merced de comentarios obscenos. El acoso sexual es una conducta NO deseada, y es ofensiva, humillante, y es muy intimidante. Es un problema que existe sin importar tu aspecto físico, es una discriminación de género y una forma de violencia. El acoso sexual en el trabajo es inaceptable y debería ser un problema de salud y seguridad, y castigado sin consideraciones. Durante mis 18 años en este medio, viví innumerables comentarios misóginos, me condicionaron material de un cliente si no me acostaba con esa persona, en fin, situaciones MUY desagradables que no entiendo por que suceden si yo estaba desempeñando mi trabajo. Gracias a mi carácter, no son cosas que a mi me afecten, pero hay personas que son mas sensibles y no saben cómo afrontarlo. Y tristemente también he vivido acoso sexual fuera del medio, es algo que existe en la educación y moral de los hombres aquí en mi país.
    Me extraña que alguien como tu, en lugar de investigar acerca del acoso sexual; que además se manifiesta de muchas maneras, como chantaje, para aumentos de sueldo permanencia de empleo, conducta de humillación o intimidación, etc., preferiste demeritar la credibilidad de personas que quizás SÍ fueron víctimas de esta lista de hombres que tanto defiendes. De corazón espero que en tu familia no hayan mujeres que hayan o estén sufriendo algo así Y TENGAN QUE CALLARLO por hombres como tú, porque no le deseo esto a ninguna mujer.
    Personalmente, no acepto tus disculpas.

  6. Andrea dice:

    No tengo el gusto de conocer en persona a los caballeros que se presentan en esta entrada, los he tratado de lejos en algunos casos, pero a quien sí conozco de toda la vida es al señor Delius, y si hay alguien en esta industria que apoye la equidad de género y los derechos de las minorías es él. “Toño”, como lo llaman sus compinches, ha brindado mucho apoyo a mujeres publicistas y también a la comunidad LGTB, son cosas distintas pero su intención de suprimir estereotipos y de dar voz a quienes no la tienen es algo que está presente. Él está muy lejos de ser una porquería de persona, y sí bien representa a la bola de creativos de la vieja escuela es porque en esa época nació, pero no porque promueva que las cosas sigan siendo de la misma manera.

    El problema por el que la comunidad está tan molesta es que usó la palabra “viejas” y cuestionó la veracidad de las denuncias… Y sí, temo decir que se la voló, pudo haber sido “más creativo” como él mismo lo pide y usar otros modos: “mujeres”, “creativas”, “féminas”, no sé, tampoco es necesario ser un gran copy para pensar en otro sustantivo.

    El otro tema, respecto a la veracidad de las denuncias, creo que lo único que hace es cuestionar, en ningún momento las niega, su escrito habla de la opinión que él tiene de las personas juzgadas por la parte que él conoce de ellas; todos tenemos derecho a hablar y a dar opinión sobre los asuntos, tanto derecho tienen las víctimas de denunciar como las demás personas de emitir un punto de vista, uno no invalida al otro.

    Por otro lado, en ninguna parte dice que las víctimas sean mentirosas o que estén mal, sólo les pide que si esas cosas desagradables sucedieron salgan del anonimato con la finalidad de hacer algo para cambiar de verdad esta industria, que de por sí ya tiene demasiados problemas.

  7. Lola dice:

    Chingón tu intento de aleccionamiento sobre cómo crees que las víctimas deberían de denunciar… como si «dar la cara» fuera algo que se puede hacer en este país. ¿Sabes qué pasaría si dieran la cara? Serían aun más acosadas… imagina, por ejemplo, el caso de la chica que denunció a Armando Vega Gil… aun sin exponerse ha recibido amenazas «al aire» de muerte, de violación.
    Es ridículo, comienzas tu publicación diciendo «mis queridas acosadas», valiéndote madres hacer notar desde las primeras palabras tu falta de empatía con las víctimas de acoso y el poco conocimiento que tienes sobre el tema. Tu ignorancia.
    Te valemos madres, Antonio. No necesitas hacer un post al respecto, sólo necesitas seguir viendo las arcaicas «costumbres de agencia» en contra de las mujeres sin hacer nada para cambiarlo.
    Y que sepas… en este mismo post estoy usando un nombre falso, con un mail falso… porque tengo miedo de las represalias que incluso confrontar a otros hombres publicistas pueda tener en mi carrera y mi vida laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *