Pero… ¿deveras funciona el neuromarketing?

Agradezco mucho a mis amigos de la AMAI el que me hayan invitado a su congreso anual los pasados días 24 y 25 de octubre de 2017: me encanta estar ahí porque es mucho lo que se les puede aprender a esos investigadores.

Que, por cierto, en este 2017 están celebrando sus primeros 25 años de vida, (empezaron en 1992) y cambiaron su nombre hace tres: ahora son Agencias de Inteligencia de Mercado. Por ahí vimos a nuestro viejo amigo Alejandro Garnica muy en su papel de conductor.

Ya entrados en eso, a la primera que queremos felicitar es a la Sra. Gabriela Alcalá, actual directora de AMAI, quien se lució en la organización de dicho Congreso, que fue en el auditorio de la ampliación del Hospital España.

Hace 25 años la AMAI inició con 11 socios y ahora tiene 70 prácticamente a lo largo de todo el territorio nacional. Prometemos a nuestros lectores pacientes el ir tratando, en otras Bitácoras, algunos de los temas magníficos entre los que se presentaron en ese Congreso.

De entrada, se habló bastante de la neurociencia y del neuromarketing. Dos temas que, si me permiten ustedes una opinión aquí entre nos, como que me parece que son demasiada crema para nuestros tacos. Como que, o es mucha ciencia o nosotros todavía andamos muy guarines: al menos yo no le veo una aplicación correcta, con resultados fehacientes.

Bueno sí: tiene una utilidad bastante notable. Sirve mucho para apantallar a los tarugos. Basta recordar a Carlos Gómez Palacios (q.e.p.d.), que se la pasaba presumiendo de ser neurocientífico.

Puede gustarte también. . .

Una opinión en: “Pero… ¿deveras funciona el neuromarketing?”

  1. Yo también fui invitado a ese evento y me parece que el ponente está desfasado,
    habló mucho de que son los mejores, los únicos, los inigualables, todos los demás son charlatanes,
    y a la mera hora, no presentaron el según “caso de éxito” que prometían, y el chico de Coca Cola
    que llevó para presentarlo no dijo realmente nada que haya salido del estudio. Se vio improvisado, como dices
    mucha crema para sus tacos.
    Otras agencias de investigación de mercados tienen proveedores serios muy discretos de neurociencia
    que no andan cazando reflectores como esta empresa que ni agencia de investigación de mercados es,
    quién sabe qué hacen presentando en la AMAI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *