Protección de datos personales: ¿cuál es su adecuado tratamiento y cómo protegerlos?

En la actualidad, un sinfín de empresas recaban datos de sus clientes a través de internet para enviarles información relevante o para la planeación de campañas publicitarias. En el marco del Día Internacional de Protección de Datos Personales (28 de enero), la firma legal y de negocios BC&B destaca la importancia de generar conciencia para proteger, promover y difundir el derecho a la privacidad.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (2008), el 65.8% de la población es usuaria de internet, lo cual tiene una estrecha relación con el contenido que es compartido en redes sociales, así como la información proporcionada a las diferentes marcas.

Las empresas suelen construir bancos de datos, los cuales son un conjunto organizado de datos personales de los consumidores almacenados en cualquier tipo de soporte: físico, magnético, digital, óptico. La información integrada va desde información básica como nombres, números telefónicos, correos electrónicos o incluso datos sensibles como información referente a la salud, orientación sexual o religiosa, entre otros.

Sin embargo, las empresas llegan a hacer uso de dicha información con otros fines que suelen violar las normas actuales de protección como son los casos de venta y uso de bancos de datos a terceros sin previa autorización de las personas físicas o morales.

“Si alguna vez han recibido una llamada sin tener conocimiento de cómo obtuvieron dicha información de contacto, la ley de Protección de Datos respalda a las personas para que soliciten a cualquier empresa o entidad de gobierno el tratamiento que le dan a tus datos personales, si fueron transmitidos a un tercero, e incluso solicitar que sean bloqueados y/o eliminados”, indicó Emilio Gárate, socio de la firma legal BC&B.

En México, la Ley Federal de Protección de Datos Personales señala que cualquier información concerniente a una persona física o identificable es considerado como dato personal. La información que puede ser objeto de tratamiento es:

  • Identificativos: Nombre, Apellidos, RFC, INE, licencia para conducir, pasaporte, dirección, teléfono, email, firma, imagen, voz.
  • De carácter personal: Estado civil, fecha de nacimiento, nacionalidad, sexo, edad, profesión, datos académicos.
  • Económicos y financieros: Créditos, datos bancarios, historial, deudas, seguros, plan de pensiones, bienes.
  • De carácter social: Aficiones, afiliaciones a clubes, hábitos personales.
  • Datos sensibles: Origen étnico, vida sexual, huella, información de salud, religión.

Sin embargo, BC&B señala que, aunque toda empresa o entidad gubernamental tiene la obligación de informar a los titulares sobre el tratamiento que le darán a su información mediante un Aviso de Privacidad, es importante que los propietarios tomen conciencia sobre a quienes les comparten sus datos y analicen a detalle cuando autorizan su utilización para prever futuras afectaciones.

“Asimismo, cuando los datos figuran en fuentes de acceso público, sean indispensables para la atención médica, o exista una situación de emergencia que pueda dañar a un individuo, no es necesario el consentimiento de uso de datos personales”, finalizó Gárate.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Protección de datos personales: ¿cuál es su adecuado tratamiento y cómo protegerlos?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *