¿Qué desmadre con la agencia 14 Días?

Hace más o menos un año El Publicista volvió a dar un ejemplo de su open mind y publicó un reportaje al detalle acerca de la primera campaña a favor del orgullo gay que hubo en México: la de Cabify promoviendo, precisamente, dicha marcha. Digo, para que vean que no tenemos prejuicios.

Fue obra y gracias de la agencia Catorce Días donde, de acuerdo a la época que estamos viviendo, hacen de tocho morocho: creativo, BTL, digital, promociones y demás. Le entran a todo, con creatividad y entusiasmo, tal y como nos lo platicó, en una ocasión, Manuel Ortega, su director general.

Pasó el tiempo y hace unos días nos enteramos, primero, que Catorce Días se asociaba con la que fuera Proeza en sus buenos tiempo, la agencia que lideraba Javier Salas, quien nunca nos perdonó el que un día le publicáramos que lo corrieron de su oficina de Polanco-Lomas por no pagar la renta.

Y bueno, que al parecer dicha fusión de 14 Días-Proeza no funcionó porque ya la agencia solo queda con su primer nombre siendo sus tres primeros directivos “Wacha”, (Iván Gutiérrez), el propio Manuel Ortega y un chavorruco que responde al nombre de Guido Von Von Der Walde bastante conocido, por cierto.

Pero de Javier Salas, ni sus luces: ya no figura ni en las tarjetas del reloj checador.

¿Qué habrá pasado?

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “¿Qué desmadre con la agencia 14 Días?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *