Recreo asume el reto de lograr que los mexicanos regresen al cine muy pronto

A Recreo, la agencia de nuestros amigos “los dos Eduardos”, Pérez y González, el primero de ellos alías Spooky, eso de tener que superar la adversidad por causas de fuerza mayor es algo que se les da con notable facilidad: en el 2017, justo cuando iban a celebrar el décimo aniversario de la agencia, ocurrió uno de los peores sismos que se tenga memoria en la CDMX.

Menos de tres años después, el 17 de marzo de 2020, nuestros amigos cerraron sus oficinas en la Colonia Roma y mandaron a todos sus 40 empleados, desde el director general hasta a la señora de la limpieza, a trabajar a su casa. Y nadie ha parado.

“Puede decirse que ahora trabajamos más que antes porque hemos asumido un nuevo rol con nuestros clientes, a quienes asesoramos en todo lo que es su negocio y a los que brindamos el servicio de comunicación integral que mucho les ha servido no solo para seguir adelante sino incluso hasta para prosperar en estos tiempos que no están nada fáciles”, nos comenta Spooky Pérez.

Todos sus amigos sabemos que Recreo maneja clientes tan importantes como Walmart, Sal Sol, Cervecería Modelo y otros no menos relevantes pero hay uno, en especial, al que ahora deseamos referirnos por lo difícil que le ha sido enfrentar a la pandemia: nos referimos, desde luego, a Cinépolis.

Sin duda alguna el cine, como actividad comercial, es una de las que peores condiciones ha tenido que sortear, al tener que cerrar sus salas, muchas de las cuales, cuando no todas, se encuentran en locales de elevadas rentas, con numeroso personal y elevados costos. Había que cerrar para evitar mayores contagios y Cinépolis enfrentó la realidad sin chistar.

“La misma semana del 17 de marzo, en la que se decretó la cuarentena, pusimos en todos los espectaculares de la empresa un mensaje de aliento que decía ‘sabemos que, como en el cine, esta historia tendrá un final feliz’ (*), misma que tuvo una gran aceptación”, dice Eduardo Pérez.

Por su parte, Lalo González, el otro socio de Recreo, comenta: “ahora que están reabriendo las salas, nos complace mucho el haber colaborado con Cinépolis en estructurar el protocolo para ello: para empezar, todos los cines de la cadena solo aceptan como audiencia al 30% de su capacidad normal, las funciones son alternas, (entre una y otra la sala se sanitiza por completo); el personal usa tapabocas y guantes; el sistema de aire acondicionado purifica al ambiente de forma constante y hay ahora varias puertas abiertas para permitir la circulación natural de la atmósfera de cada recinto y nunca hay interacción de los asistentes entre sí o con alguien más. Este protocolo ya ha sido adoptado por las demás salas Cinépolis en todo el mundo, (recordemos que la cadena es global) e incluso es superior a lo que dicta la Organización Mundial de Salud (OMS)”, dice Eduardo González.

Los Dos Eduardos se sienten muy satisfechos y orgullosos por la forma en que su personal respondió a la adversidad y por el gran espíritu de equipo que, desde siempre, ha existido en Recreo.

Y dicen al respecto: “nuestra planta de personal es de tan solo 40 personas. Son pocas para todo lo que hacemos… pero son todos unos chingones”.

(*) Si su mensaje hubiera sido también adoptado por todo el medio exterior en todas sus estructuras, sin duda ahora esa industria tendría una realidad distinta al 92% de sus lugares vacíos.  

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Recreo asume el reto de lograr que los mexicanos regresen al cine muy pronto”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *