¿Renacerá algún día la Nueva ANP?

Nos consta que con la mejor intención del mundo nuestro querido amigo Clemente Cámara Rojas se echó encima, hace más de un año, la pesada tarea de servir a una Asociación Nacional de la Publicidad (ANP), que Gerardo Reyes Guízar destruyó sin importarle el inaudito daño que causaba al gremio: porque en esencia Gerardo no se robó el dinero. Se robó el siglo de vida de la ANP quien, así, de buenas a primeras pasó a ser prácticamente nada.

Porque, ahora, tratar de revivirla le está costando uno y la mitad del otro a Clemente y a Gary Bermúdez, quienes a diario se están enfrentando a infinidad de problemas en ese sentido. Y, aún así, todavía hay quien se atreve a defender a Gerardo sin caer en cuenta que, con ello, lo único que logran es despertar sospechas sobre su posible complicidad con el maleante. Pero en fin, lo pasado, pasado.

Lo que debe preocuparnos ahora, a toda la comunidad publicitaria mexicana, es la existencia, real y verdadera, de una Asociación que nos aglutine y trabaje por el bien común: sobre todo ahora que las cosas están tan difíciles y hay tantos cambios que, para acabarla de fregar, muy pocos entienden.

Si me permiten una sugerencia, debemos dejarnos de romanticismos, dejar que el peso del tiempo caiga sobre los restos de la ANP, los despojos que dejó Gerardo y fundar una nueva asociación, que pueda ser continuadora de aquella centenaria, pero nueva y más acorde a la época: con una nueva razón social con la que se pueda trabajar y dar a esta profesión todo lo que ella se merece.         

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “¿Renacerá algún día la Nueva ANP?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *