Requiem por Advance Publicidad

De buenas a primeras y de un día para otro, el pasado 15 de agosto de 2018 Roberto Pérez Muñoz dio por concluidas las operaciones de Advance Publicidad, agencia que él y su hijo Roberto Carlos Pérez Montoya manejaran durante más de 30 años, siempre con excelentes estándares de creatividad y servicio.

Al punto, cabe resaltar que Pérez Muñoz es uno de los últimos de los mohicanos, un grande de la publicidad del siglo pasado, autor, entre otros, de aquella celebérrima campaña para el detergente Ariel, “Hace de cualquier cubeta una súper lavadora porque tiene chaca-chaca”.

Sin embargo, hay que reconocer que las cosas ya no son como antes y, pese a todos los increíbles esfuerzos de Roberto y su hijo, los clientes se fueron acabando hasta que, al final, apenas sobrevivían con el poquito trabajo que les daba Kimberly Clark.

Con Advance que, insistimos, repentinamente devolvió las llaves de su oficina, dio de baja sus teléfonos y despidió a su escaso personal, se cierra un capítulo más de la historia de la publicidad mexicana.

Y a otra cosa, mariposa.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Requiem por Advance Publicidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *