Señor anunciante: cuidado con las cancelaciones porque después, cuando a usted le urjan los espacios, ya no va a haber

Si tú, querido amigo, eres anunciante, vendes un refresco y, con toda la candidez de la lógica lopezobradorista, te aventaste ya la puntada de cancelar tu campaña en medios exteriores “porque, como no hay gente en la calle nadie la ve”, no te digo lo que eres por respeto a las damas que leen esta columna.

Porque los medios, en respuesta, están armando muy buenas ofertas y cada vez son más los anunciantes que aceptan seguir su pauta en marzo, abril y hasta mayo. Incluso ya hay quienes están aprovechando esos espacios para pararse el cuello y dárselas de conscientes sociales haciendo contenidos Vs el Coronavirus.

Pero, volviendo al ejemplo, del principio de esta nota después, cuando sea de mayo en adelante, en plena temporada de calor, (que se anticipa que va a estar del demonio), entonces el refresco que se fue a La Villa va a querer regresar a su silla… ¡y lástima Margarito!

Lástima porque ya va a estar ocupada, en un ratito hasta por la competencia y entonces le va a ser muy difícil recuperar el tiempo, las ventas, la imagen y demás chunches perdidos al pobrecito refresco. Porque, además, va a haber que cumplir con un objetivo de ventas, pero sin salirse del presupuesto. Lo que quiere decir que no va a alcanzar el dinero para saturar a los medios.

Moraleja: mejor quédate como estás, mi querido amigo.        

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Señor anunciante: cuidado con las cancelaciones porque después, cuando a usted le urjan los espacios, ya no va a haber”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *