Si los tiempos oficiales se van a acabar, lo justo es que bajen las tarifas de publicidad

Y, si las tarifas bajan, va a haber más publicidad. Y si hay más publicidad los anunciantes van a vender más. Y las ventas generan empleos.

Me parece que ese, que fue el axioma por excelencia en la época de oro de la publicidad ya no aplica en estos tiempos por la simple y sencilla razón de que los contenidos dejan mucho que desear. Y la mercadotecnia en medios masivos, nomás no existe. El más grande y triste ejemplo al respecto lo tenemos en la misma Televisa, quien durante más de medio siglo y tristes, muy tristes días, nos recetó la programación que se le pegó la gana. Hasta que el público se hartó y empezó a dejar de ver TV.

Lejos de asustarse, Televisa subió sus precios y llevó a límites imposibles la cantidad de anuncios por corte: ya es un fastidio. Pero de elevar la calidad de sus contenidos, ni madres.  Nos continúa dando la misma mierda de siempre. Lo malo es que, en la categoría radio y TV, la gran mayoría de esos medios está igual.

Entonces… ¿qué van a hacer los medios electrónicos con ese exceso de espacio disponible que se le viene… con qué lo van a llenar… de dónde van a sacar el talento necesario para mejorar su programación… nos van a seguir dando pan con lo mismo?

Me da pena decirlo, pero solo les queda vender más barato: porque, de calidad, ya nos dimos cuenta que no están hechos de ella.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Si los tiempos oficiales se van a acabar, lo justo es que bajen las tarifas de publicidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *