Sparkling anota un golazo y se lleva la cuenta de Bonafont

¿Habrá alguien que aún no ha entendido que hoy en día el negocio de la publicidad, en todo el mundo, se basa en creatividad, rapidez y precios bajos…?

Aunque parezca increíble, quienes aún no lo han entendido son, en su mayoría, las agencias transnacionales y por eso les va como en feria. Siguen aferradas a un esquema totalmente obsoleto que solo los ha llevado a perder clientes, fama y personal.

¿Ejemplos? Al menos en México abundan: J. Walter Thompson de México, que fuera en su momento una de las agencias más importantes, cuenta a la fecha con un departamento creativo de apenas 14 miembros (no hace ni 3 años eran más de 100). En toda la agencia solo laboran ya 50 personas y si JWT no ha quebrado es porque ya rentó en su edificio varios de los pisos que antes ocupaba.

Gabriel Vázquez el creativo que se suponía iba a hacer maravillas simplemente no ha hecho nada. McCann Worldgroup anda por el estilo: Nicolás Guzmán la sumió en el anonimato creyendo que los clientes iban a llegar solos y no fue así. Y así, un mal día Nico se fue dejando al barco en la nada, de donde nomás no sale.

Grey, con Pedro Egea, supuso que ganar premios, aunque fuera con puros truchos, era la solución y se lanzó alegremente a inventar mentira tras mentira. Resultado: no sólo no ganó clientes sino que incluso los perdió. Tanto que hasta ahora la agencia sigue en la olla.

Y así, por el estilo, podríamos seguir narrando muchos debacles basados en el modelo de quien insiste en crear truchos, (para ganar premios de mentiritas), hacer las cosas cuando se les hinchan los huevos y vender caro, lo más caro posible. Así, ya lo estamos viendo, no hay negocio que dure.

En contrapartida están las locales independientes, como Montalvo. O, mejor aún, Sparkling, la agencia de nuestros amigos Rafael Barthaburu, Esteban Sacco y Arturo Miranda quien se acaba de levantar con la cuenta de Bonafont: un clientazo desde cualquier punto de vista.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Sparkling anota un golazo y se lleva la cuenta de Bonafont”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *