Tras el truene de Banco Famsa ponen ahora en la mira a BanCoppel por su elevada morosidad

Hará cosa de dos años BanCoppel  nos invitó a una rueda de prensa de mucha pipa y guante, en el Restaurante La Mansión de Insurgentes, en el cual la directora de mercadotecnia de ese banco mucho nos presumió sobre la gran cantidad de nuevos clientes que estaban entrando a sus arcas vía su propia tarjeta de crédito. Ella era una persona joven, bastante guapa y por lo que vimos muy ejecutiva… solo que el gozo se le fue al pozo cuando otro de nuestros colegas le preguntó:

-¿Y qué puede decirnos de su elevado índice de morosidad?-

A lo que la dama nomás no supo ni qué decir y prefirió salirse por la tangente alegando que eso ya no era bronca de ella. Pero no, sí lo es, porque de entonces para acá la cartera vencida de BanCoppel ha seguido creciendo por una simple y sencilla razón: repartieron tarjetas a diestra y siniestra entre cualquiera que las solicitaba y que después no tenía para pagarles. Con el agravamiento, ahora, de la crisis económica producto del COVID19.

Dicho de otra manera, BanCoppel ya llegó enfermo a la pandemia y ahora está grave. Y es que dar tarjetas a cualquiera es muy fácil: lo difícil es cobrarles a los Godínez.

Puede gustarte también. . .

0 Opiniones en “Tras el truene de Banco Famsa ponen ahora en la mira a BanCoppel por su elevada morosidad”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *