Ya se supo: el espectacular que se cayó, con todo y edificio en Viaducto y Petén, era de Manuel García Inclán

De una semana para acá las iniciales más famosas son las de GIM, que quieren decir García Inclán Manuel. Y se hicieron famosas por aparecer en un espectacular, disponible para renta, ubicado sobre el edificio de departamentos de Petén casi esq. Viaducto, en la colonia Narvarte… que se vino abajo por el terremoto del pasado 19/09/17.

En todas las transmisiones televisivas que se hicieron para mostrar la labor de los rescatistas en dicho sitio el anuncio de marras siempre apareció en primer plano, lo que mucho molestó a las televisoras, que no dejaron ahora sí que de echarle tierra a un medio que les está comiendo el mandado de forma espectacular: no tiene la culpa el indio, sino el que maneja una pésima programación en sus canales.

Lo que molesta de tanta improvisación por parte de los conductores televisivos es que los señores fueron incapaces de hacer la observación obvia: la estructura nunca se cayó. Permaneció sobre el edificio de manera imperturbable porque estuvo ahí bien colocada. De hecho, de un total de 10,000 espectaculares instalados en la CDMX, solo dos de ellos sufrieron daños: uno de ellos el de GIM.

En cambio, a las dos cadenas de TV abierta les fue como en furia: a Televisa  por el invento de la niña Frida Sofía, (ganas de explotar el morbo de la gente, me cae), y a TV Azteca por la pobre calidad de su personal que aparece a cuadro. Se notó que la réplica del sábado 23/09/17 los agarró ya cansados y desprevenidos por lo que tuvieron que mostrar al aire a un par de conductores de a tiro de infantería.

¿Ustedes creen que con esa gente en pantalla va a creerles algo el público?

Puede gustarte también. . .

2 Opiniones en “Ya se supo: el espectacular que se cayó, con todo y edificio en Viaducto y Petén, era de Manuel García Inclán”

  1. Gerardo dice:

    ¿qué pedo con la nota? No explican como es que se les echó tierra, qué fue lo que dijeron o porqué el autor tiene esa impresión.
    Por otro lado, estaría bien que contaran con la opinión de un experto para saber si en realidad no fue factor. Hasta donde tengo entendido, no solo se trata que esté bien colocada, sino que el inmueble donde está colocado sea capaz de soportar el peso de la estructura.
    Y para el cierre, algo más allá de una muy pero muuuuy pobre opinión de alguien que más bien parece ser el dueño de la empresa “agredida”. Parece “la señorita Laura” de la publicidad.

    • Gerardo dice:

      *”cómo” en el primer párrafo, se me fue el acento. Por cierto, quiero pensar que el autor no quería decir “furia” sino “feria”… o tal vez era la furia que tenía al momento de escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *